Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Santa Maria en Cannapara

Santa Maria en Cannapara

En el siglo IX DC, en la nave izquierda de la Basílica Julia, donde ya había almacenes para la conservación del cáñamo, se hallaba la pequeña iglesia de Santa María en Cannapara que había sido confiada a la Hermandad de Funari.
Probablemente en la iglesia también fue venerada Santa Catalina de Alejandría porque la rueda con la que sufrió el martirio es muy similar a la utilizada para torcer el lino y el cáñamo y para hacer las cuerdas ; Santa Catalina no fue la única santa venerada porque todos los que trabajaban la lana - laborantes de "Lanari" y "Copertari", "Linaroli", "Canepari" y "Funari" - tenían una devoción especial hacia San Blas, ya que las herramientas de su oficio recordaban los peines con los que el santo ha sido martirizado.
La primera mención de la iglesia data de 1192, ya que se insertó en el Liber Censuum de Cencio el Camerario entre el gran número de iglesias menores que recibieron una donación (presbyterium) de seis sueldos, una de las más bajas.
Después del año 1000, la tierra circundante, propiedad del hospital de la Consolaciòn, se alquiló como cantera. Cerca de la pequeña iglesia parece que había otro pequeño edificio que las crónicas de la época indican como Custodia Cannaparae, es decir una prisión.
El titulus fue frecuentado hasta que las inundaciones del Tíber hicieron subir el nivel del suelo en el Foro Romano y los almacenes del cáñamo se trasladaron a Campo de Marte (siglo XIII). Fue entonces que según los estudiosos sobre el aumento del suelo se construyó otra iglesia dedicada a Santa María de las Gracias; a continuación, en 1876, el edificio se convirtió en una sala del hospital de Nuestra Señora de la Consolación. Toda la zona fue demolida más tarde en la década de 1890 para sacar a la luz los restos de la basílica Julia.
La iglesia no estaba entre las más importantes y también bastante pequeña; durante el trabajo de excavación del siglo XIX, su plan fue descubierto por Lanciani. Se encontraron fragmentos y otros artefactos que ya no estan visibles en el lugar. Cuando Huelsen pudo ver los restos, los describió de la siguiente manera:

De la iglesia quedan una columna con capitel, fragmentos de las rejas del coro, etc., y todo el asunto con estilo ornamentado del siglo VIII-VII. La construcción de la iglesia ha ayudado a preservar algunos restos del pórtico exterior (de la Basílica Julia); de un pilar hay tres capas de mármol, de otro se pueden ver las huellas en la cal de un pilar de ladrillo que pertenecía a un arco sobre el Vico Iugario, cuyo nombre y fecha exacta de construcción se desconoce.

Durante las excavaciones arqueológicas de 1890 en el lado norte de la Basílica Julia, los estudiosos vieron pinturas murales que dataron del siglo VI d.C. y que lamentablemente cayeron pronto, mientras que las decoraciones de mármol estaban en el estilo de siglo IX-X.
Los arqueólogos creen que las pinturas del siglo VI se refieren a una iglesia cristiana primitiva construida en el nivel original de la Basílica Julia y ya dedicada a Santa María.En el siglo IX, la elevación progresiva del nivel de pataleo determinó la elevación del nivel de todas las iglesias del Foro porque de lo contrario ya no eran frecuentadas por los fieles. De los relieves de Rodolfo Lanciani y de lo que indican las excavaciones se supone que la iglesia tenía tres naves, pero que las laterales eran en realidad poco más que entrantes apoyados en las paredes externas y que elementos arquitectónicos dividían el presbiterio de la nave central.



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 05/01/2018)




Artículos relacionados: