Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Obelisco del Letrán

Obelisco del Letrán

El obelisco de Letrán es uno de los trece obeliscos antiguos en Roma, con una altura de 32,18 m (con la base y la cruz alcanza los 45,70 m), es el obelisco monolítico más alto del mundo.
Su historia comienza desde lejos: fue el faraón Thutmosi III él quien hizo extraer un bloque de granito rojo de las canteras de Answan para erigir un obelisco en el patio del Templo de Karnak. Cuando el faraón murió, el gran obelisco fue llevado a Tebas y se acostó esperando otro destino porque aún no había sido epigrapiado, solo con Thumtosis IV el obelisco encontró su asiento cerca del Templo de Amón en Tebas y el rey quiso dedicar el obelisco tanto para él como para su abuelo.
Fue allí que lo viò Augusto y acarició la idea de llevarlo a Roma, pero, según lo informado por Amiano, decidió no hacerlo, no por el tamaño del obelisco que fue un único gran monolito de más de 33 metros de altura, pero a causa del temor de suscitar la ira del dios Ammun-Rah.
 Solo tres siglos después, con Constantino y su hijo Costancio, emperadores cristianos que no temían a un dios pagano, el obelisco tomó el camino hacia Roma. Esta parte de la historia se puede leer sobre la base del obelisco mismo, de hecho, el Papa Sixto V hizo grabar las inscripciones sobre la erección y la consagración el 9 de agosto de 1588, así como las inscripciones en memoria de lo que hicieron los dos emperadores. En la fachada que mira hacia el oeste, hacia el Capitolio, leemos que Constantino, emperador cristiano, logró quitar el monolito de su asiento y transportarlo a lo largo del Nilo hasta Alejandría, donde se tuvo que construir un barco muy grande para transportarlo a Constantinopla. Pero Constantino murió y su hijo decidió llevar el monolito a Roma, por lo que, en la fachada de Levante con vistas a la Scala Santa, se describe a la compañía: "el obelisco que el padre retiró de su lugar y que durante mucho tiempo estuvo en Alejandría, postolo en un barco con trescientos remeros y de un tamaño maravilloso, lo llevó a Roma al otro lado del mar y el Tíber con un gran aparato en el Circo Máximo lo dedicó junto con el Senado y el pueblo romano ".
La inauguración del obelisco en el Circo Máximo tuvo lugar en 357 dC. Cuando fue elevado sobre la cúspide se colocó una esfera de bronce dorado que desafortunadamente fue alcanzada por un relampago y tuvo que ser reemplazada por una antorcha de bronce que emitió destellos cuando etaba golpeada por los rayos del sol.
El obelisco fue el primer monumento erigido en la Roma cristiana. Permaneció en pie durante algunos siglos hasta que cayó en 3 secciones debido a un incendio; acostado en el centro del Circo Máximo, fue enterrado bajo las capas de tierra que se acumularon a lo largo de los siglos. Aunque no fuera visible, su presencia estaba conocida y se le sugirió al Papa constructor, Sixto IV, que lo llevara a la superficie y lo volviera a levantar ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 26/05/2020)