Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Trajano emperador y constructor, la exposición en el Mercados Trajanos

Trajano emperador y constructor, la exposición en el Mercados Trajanos

Sus contemporáneos e historiadores antiguos consideraban a Trajano un optimus princeps por sus habilidades militares y cualidades como gobernante, los historiadores modernos lo consideran uno de los mejores estadistas de todos los tiempos.
En noviembre de 117 DC el emperador Trajano murió y en la ocasión se organizó una exposición en el Foro al que dio su nombre para celebrar su grandeza como político y general que llevó el tamaño del Imperio a su máxima expansión.
La exposición realizada en los Mercados Trajanos permanecerá abierta hasta el próximo 16 de septiembre de 2018; a lo largo de la Vía Biberatica se exhiben estatuas, retratos, decoraciones arquitectónicas, moldes de la columna de Trajano, monedas de oro y plata, maquetas y reelaboraciones tridimensionales de las obras arquitectónicas y de ingeniería que Trajano hizo construir para fines bélicos pero también para mayor gloria de Roma,
Trajano era sobre todo un gran líder, un general que amaba su trabajo; no es coincidencia que después de la muerte de Nerva en el año 98 d. C. y de que el Senado ratificó su sucesión él, que se hallaba en Alemania donde como gobernador estaba ocupado sedando algunos disturbios a lo largo de las limas del Danubio, no consideró regresar a Italia hasta que la situación fue estabilizada. Trajano ingresó a Roma solo dos años después de convertirse en emperador; como un verdadero líder militar de su pueblo, no lo hizo a caballo sino caminando al frente de sus legiones: todos podían verlo porque era mucho más alto que la mayoría de sus soldados.
Fue un militar y provenía de una familia de militares; su padre había sido uno de los generales de Vespasiano y Tito en la guerra de Judea y luego gobernador de Bética y procónsul de Asia. Pero si su padre le pasò la actitud de los campos de batalla, su madre, que era nieta de Quinto Marcio, cónsul sufectus del año 26 DC, lo introdujo en el sistema de relaciones de la corte de Flavi;a estas inclinaciones genéticas se agregaron sus cualidades personales y esta fue la suma de las razones que indujeron a Nerva a nombrarlo su heredero.
En su visión del Imperio, Roma fue la fuerza impulsora y su grandeza se expresó no solo en la civilización que llevò a los pueblos subyugados sino también en la magnificencia de la ciudad. El Urbe a principios del siglo II se había convertido en una capital con casi un millón y medio de habitantes y si en la cuenta se consideran más allá de los cives y los hombres libres también los esclavos, podemos pensar en una ciudad de más de dos millones de habitantes, dos veces los de la edad de Augusto. Las estructuras públicas existentes ya no eran suficientes y Trajano luego alisó una altura que dividía la Colina Capitolina de la del Quirinal y en ese nuevo espacio alineado con los Foros de César y de Augusto, se construyó el complejo más grande que Roma tuvo jamàs:un Foro, una gran plaza en cuyos lados se construyó la Basílica Ulpia, para las actividades judiciales y los juicios, y cerca de esta las dos bibliotecas, latinas y griegas, de los largos pórticos desde los cuales al suroeste se accedìa a las exedras con las oficinas de los censores y hacia el noreste hasta el macellum más grande que se haya hecho, hoy conocido como Mercados Trajanos, un lugar donde podían llevar a cabo todas las actividades mercantiles.
En el Foro Trajano se levantaron dos monumentos para celebrar al emperador: una gran estatua ecuestre de bronce de Trajano (del tipo que más tarde se construirá para Marco Aurelio pero sí tres veces más grande) que ya no existe y la Columna de Trajano con la que se celebró su victoria sobre los Dacios y que aún hoy todos pueden admirar.
La exposición remonta la vida de Trajano presentando evidencia de su actividad como legislador, conquistador, constructor en tiempos de paz, pero también en tiempos de guerra y luego tratando de revelar un aspecto privado de su vida como un hombre que tenía a sus lados dos mujeres, su esposa Plotina y su hermana Marciana, que tuvieron un papel destacado en la política hereditaria; la primera favoreció la sucesión de Adriano y la segunda, vinculó a la familia Antonini con sus descendientes.
La exposición fue promovida por la Superintendencia de Patrimonio Cultural del Capitolio en colaboración con la Universidad de Ferrara, el LAD - Laboratorio de Estudios en las antiguas provincias del Danubio de Ferrara y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid.





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 00/00/2018)




Bibliografia:

  • xxx
  • xxx
  • xxx

Artículos relacionados: