Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Las restauraciones en Palacio Venecia, desde Los trabajos de Hércules hasta Venecia novia del Mar

Las restauraciones en Palacio Venecia, desde Los trabajos de Hércules  hasta Venecia novia del Mar

Hoy en día se presentó al público el proyecto para mejorar la fuente "Venecia, novia del mar" que se encuentra en el centro del jardín del Palacio Venecia, un paso más allá que el “Polo Museale del Lazio”, dirigido por Edith Gabrielli, está haciendo con el objetivo devolver al público el patrimonio artístico del complejo en todo su esplendor. El último trabajo de restauración tuvo lugar el año pasado en los frescos y el techo de madera de la “Sala dei Paramenti”, más conocida como la “Sala di Ercole”.
La construcción del Palacio Venecia fue encargada por el cardenal veneciano PedoBarbo, quien más tarde se convirtió en Papa con el nombre de Pablo II, confiando probablemente el proyecto inicial a Francisco de Borgo.
La construcción tuvo que comenzar en 1455 incorporando edificios preexistentes en un proyecto unitario que constaba de dos edificios, el Palacito Venecia que conservaba muchos elementos clásicos y el nuevo Palacio Venecia, de tamaño doble que èl anterior anterior, donde dominaba el nuevo estilo arquitectónico segùn una revisión de las reglas de Vitruvio y para esto luego llamado Renacimiento. Las obras continuaron a través de los años y vieron a otros arquitectos en la dirección: Giuliano da Maiano, Mino da Fiesole, Giuliano da Sangallo y Leon Battista Alberti.
Las habitaciones privadas del cardenal se encontraban en el piso noble y, entre ellas se encuentra la "Sala dei Paramenti", que corresponde a las ventanas quinta y sexta de la fachada principal del edificio. Esta habitación, donde el Papa se vistió, estaba decorada con frescos que recorren la parte superior de las cuatro paredes y, siguiendo la moda de la época del Trompe-l'oiel, muestran una logia con doce arcos donde, en ocho, se muestran tantos Trabajos de Hércules: Hércules y el león Nemeo, Hércules y Anteo, Hércules y los bueyes de Gerión, Hércules y Gerión, Hércules y el dragón Ladone, Hércules y la cierva Cerinea, Hércules y las aves de Stymphalus, Hércules y el centauro Neso. En las cuatro logias restantes hay un aluvión de fuentes y cupidos.
No se sabe quién hizo estos frescos, y aún en el siglo pasado muchos estudiosos sugirieron que incluso podría ser Andrea Mantegna; La restauración llevada a cabo el año pasado y dirigida por Sonia Martone y Paolo Castellani ha excluido esta posibilidad, sin embargo, conduciendo al pintor anónimo a la escuela del norte.
Los acontecimientos históricos del último siglo habían inducido una "damnatio memoriae" en la memoria colectiva de las personas e instituciones italianas, en la que estaba involucrado uno de los monumentos más bellos y significativos del llamado Renacimiento romano, Palacio Venecia. Después de muchos años sin ninguna intervención, poco a poco los signos de decadencia se van borrando gracias a la financiación de privadas como la Fundación Silvano Toti, que es responsable de la restauración de los Trabajos de Hércules, y la empresa Rigoni di Asiago que apoyará la restauración de la Fuente de Venecia, novia del mar.





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 08/02/2018)