Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Julia, Augusti filiae


Augusto amaba a su familia.; èl tenía una gran familia y muy "ampliada" en el moderno sentido y llevaba este amor a todo el mundo que gobernó erigiendo a través del imperio estatuas a Livia, a Octavia, a Antonia, madre de Germanico y Claudio, pero no una estatua o imagen permaneció de la hermosa Julia, su única hija; queda sólo su personaje en el Bajorelieve de la Ara Pacis en Roma.
Recientemente haciendo una excavación de una grande villa romana cerca de Aranova, alrededor de Roma, fue encontrada la cabeza de una estatua que, según la herencia cultural Sovraintendenza de Etruria meridional, tiene la cara de Julia y se entiende por el peinado que era típico de las mujeres de la gens Iulia.
Julia naciò el 14 de enero del 39 A.C. en el día en que Octavio, el padre obtuvo el divorcio de su madre Escribonia. Julia creció en casa de su padre junto con los hijos de Livia y también a los hijos de la tía Octavia.

La vida de Julia estaba fuertemente controlada por el padre que, aùn sentiendola muy cariñosa, hizo de ella instrumento de su visión política para los problemas relacionados con la sucesión: Julia era su única hija y como tal la única que podría asegurarle un linaje directo.
Octavio arregló el primer matrimonio para Marco Antonio Antyllo -hijo de Marco Antonio-cuando eran dos niños pequeños, pero nunca fueron más allá de los votos matrimoniales. En la edad de 14 años se casó con su primo Marco Claudio Marcelo, hijo de Octavia, que tenía 16 años: la novia y el novio eran jovenes y hermosos y la gente le encantaban, pero Marcelo murió después de tres años. Augusto lloró a su sobrino, pero quería su heredero y luego tomó a su gran general Marco Vipsanio Agrippa como yerno; èl era 25 años mayor que Julia y no pertenecía a la gens Patricia. Iulia diò 5 hijos a Agrippa y dos herederos a su padre, que adoptò a los nietos Gaio Caesar y Lucio Caesar.
Julia, como todas las mujeres de los patricios en Roma, no esperaba encontrar el amor en el matrimonio, pero lo con Agrippa la liberò del control de su padre y su madrastra; cuando no seguìa a su marido en sus viajes consulares, recibiba en su hermosa Casa della Farnesina, más allá del Tiber, desde el hermoso triclinium de invierno con frescos de pequeñas guirnaldas de flores blancas sobre un fondo negro pulido, o asistiba a un grupo de intelectuales que no compartía la idea de Augusto de Roma hacia el mos maiorum de los patres.

El grupo incluyó entre otros Iullo Antonio, (hijo de Marco Antonio y Fulvia, que tras la muerte de estos fue criado por Ottavia en la casa de Augusto), quizás el verdadero amor de Julia, y Ovidio que probablemente también era amante de Julia. Era un circulo que fue señalado como factio antoniana, pero con un sentido más político que cultural y remiso a la concepción de Julius Caesar y Marco Antonio de estado màs liberal y comprometido en una política de expansión. El más importante fue sin duda Iullo Antonio, desde siempre hubo sido un amante de la cultura griega; èl compuso un poema épico en 12 libros donde los orígenes de Roma se remontan a Diomedes en lugar de Eneas ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 01/04/2015)