Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Ritos de iniciación de los guerreros romanos: Mars et Lusus Troiae


Marte es el antiguo Dios itálico, representado en la edad arcàica – según lo dicho por Virgilio - con un tocado formado por un casco adornado con dos plumas; sus animales sagrados son el lobo y el carpintero, cuyo aspecto humano es representada por Picus su hijo, aborígen y rey fundador de Alba y por Faunus, hijo de Picus, por tanto nieto de Marte.
Marte es el dios del "exterior", a lo que es el mantenimiento del orden incluso recurrir a las armas, depende de él proteger la parte exterior de la ciudad, los campos y alejar todo lo que está mal, entonces no sólo sus enemigos sino también fuerzas obscuras y negativas.
Cuando se temìan desastres o se tenìa que afrontar un gran peligro, los antiguos pueblos italicos prometìan sacrificios a los dioses y primero y ante todos a Marte; la población hacìa el ver sacrum (primavera sagrada) que era voto de sacrificar al Dios todos los animales y los jóvenes que habrìan nacido en la primavera siguiente; llegada la primavera se le inmolan los animales nacidos mas los niños vivìan en el pueblo sino a una edad adulta cuando eran enviados a vivir en otras ciudades o a construir una nueva ciudad. Era un sacrificio doloroso para la ciudad, privandose así a sus hijos y arriesgando socavar su capacidad para sobrevivir.

Marte tenìa que proteger a estos jóvenes que han sido despedidos; la costumbre casi con certeza se origina de la leyenda de Rómulo y Remus que el hado quería quitarse de la Nativa Albalonga porque su destino podría realizarse sólo con la fundación de una nueva ciudad que habría dominado el mundo. Si Marte era el padre de los gemelos, y de alguna manera un partidario de su destino, es inevitable que ahora el Dios proteja a los jóvenes de la nueva ciudad para superar las dificultades de un nuevo comienzo.
En el mito todos los jóvenes, aunque de diferentes maneras, tenían en Marte la Deidad que les siguiera en los ritos de pasaje, y de hecho la vida de un iuven comenzaba con la participación de un Colegio Saliare.
Los Salios fueron los sacerdotes a quienes el rey Numa Pompilius había confiado el escudo de Marte y fue originalmente una cofradía en que los Iuvenes sean educados para entender los valores militares y religiosos.
En la cofradía fueron aceptados solamente los jóvenes que tenían sus padres, la entrada estaba a muy temprana edad generalmente después de cambiar de puer a iuvenis o disparos, alrededor de la edad de dieciséis años.

La hermandad preparaba los jóvenes para participar en los ritos que se desarrollaban cuando los escudos fueron llevados en procesión; se trataba de un baile saltado (de ahí el nombre saliares), también conocido como la danza pírrica era la celebración de la "pedagogía de la guerra" para que los jóvenes se iniciaron.
La danza pírrica era una danza de guerra de origen incierto, atribuida a los espartanos y cretenses y practicada entre los primeros pueblos italicos que llegaron en la edad de bronce; los danzadores, acompañados por el canto y flauta, rítmicamente repiten gestos de ataque y defensa, imitando los movimientos de una batalla ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 29/05/2015)