Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Plaza Fiammetta, la plaza dedicada a la doncella de singular beldad


Detrás de Via dei Coronari, la calle de los vendedores de rosarios y estampas que estaba en la ruta que hacian los peregrinos para ir a San Pedro, se abre una anchura que ya en la planta de Maggi de 1625 estaba llamada Plaza Fiammetta.
Fue nombrada asì por el pueblo de Roma para indicar la casa de Fiammetta De Micaelis, florentina de nacimiento y amante de los Cardenales como profesión.
Nació en 1465 en Florencia, la madre era una cortesana; a los trece años se trasladò a Roma donde durante casi dos años fue la amante del cardenal Jacopo Ammannati, famoso humanista y erudito que, cuando murió, la dejò heredera de sus bienes. No hubo escándalo, pero Papa Sixto IV bloqueò la herencia y nombrò una comisión cuya tarea era resolver el problema; al fin a Fiammetta "por el amor de Dios y para proporcionarle una dote" se les dio cuatro propiedades. Ella alquiló la casa en la plaza durante 26 ducados al año y mantuvo a sí misma las casas de Via dei Coronari 157, de callejón de la Palma y también el casino con Viñedo a la Puerta Viridaria cerca de Vaticano.

Fiammetta era una "cortesana honesta", pertenecía a una buena familia, era de alta posición social y sabìa hablar de amor y poesía.
En el viñedo de Puerta Viridaria, Fiammetta recibìa cada noche su nuevo amante, César Borgia, el cardenal hijo del papa Alexandro VI.
Pedro Aretino, cuenta que en algún momento de su vida tenìa un padre espiritual, Giles de Viterbo que la hizo salir de "la vida de pecado para la contemplación y la meditación".
Muriò en Roma en 1512, a los 47 años, y dejò disposiciones para ser sepultada en la Iglesia de San Agustín donde, desde 1506 tuvo el patrocinio de la primera capilla a la izquierda que, según Vasari, había hecho decorar por el florentino Jacopo Indigo con frescos y un retablo de la Piedad.
Su tumba como las de Julia Campana y Tulia de Aragona, otras cortesanas, que se hallaban en la iglesia han desaparecidas probablemente eliminado de la furia de la Controrreforma.
Sus estados fueron a su hijo Andrea con un término particular que ayuda comprender el carácter de la "cortesana honesta": las propiedades no podíaa ser vendidas, permutadas o desecharse, si no por una suma de 300 carlìn mas sòlo en caso de matrimonio una "niña necesitada de dotaciòn"; si los herederos no habían cumplido a esta cláusula las propriedades tuvo que ser divididas entre varias instituciones piadosas.

El palacio de estilo renacentista se encuentra entre la Plazaiazza Fiammetta y Calle de Acquasparta, en el barrio de Ponte, y mantiene elementos típicos medievales; tiene tres pisos coronados por un típico mirador romano y se abre hacia la plaza con un pórtico con dos arcos sostenidos por columnas y pilares.
El palacio en Plaza Fiammetta sigue ahí, y quién sabe qué hubiera pensado Fiammetta sabiendo que hoy en vez de hechos de amor y poesía, unos contadores aburridos se ocuparán de cuestiones económicas y fiscales.





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 18/10/2015)