Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Las estatuas de colores


El gran erudito alemán Johann Winckelmann en la segunda mitad del siglo XVIII afirmò que las estatuas de los grandes maestros griegos y romanos tenían que ser de color blanco, porque el blanco era el color perfecto que incluía todos los demás. De esta afirmación nació un malentendido que duró casi dos siglos, en todo el mundo los estudiosos y los amantes del arte estaban convencidos de que la estatuas griegas y romanas eran estrictamente blancas.
Pero , al final del ' 700, hubo casos en que se fue aún más lejos y estatuas griegas y romanas que mostraban la presencia de coloración fueron sometidas a una cuidadosa "acicaladura con ácido" para traerlas de vuelta a la supuesta blancura originaria.

Es con las nuevas técnicas y por medio de los rayos ultravioleta y el infrarrojo que se ha revelado la presencia de pigmentos coloreados en las estatua blancas; una estatua que reveló características inesperadas es la de Augusto encuentrada en la Villa de Livia en Prima Porta. Los numerosos vestigios hallados en el mármol han sido posible la reconstrucción del color del pelaje que era rojo y no hecha de tierra ocre mas con pigmentos vegetales, la laca de granza, extraída de las raíces de la rubia; este pigmento no cubría el brillo del mármol blanco y le dio al conjunto una lucidez extraordinaria.
 Pero, de hecho, los colores utilizados son más, seis o siete; el "frito de Alejandría" o "azul egipcio" por piezas de las deidades ( Sol, Marte, Artemisa), de las personificaciones de pueblos, de los soldados y los bárbaros que adornan la armadura, las tiras de cuero de la coraza de Augusto; el rojo de laca de granza que colora, además de la capa del emperador, una parte de las mismas tiras de cuero y de los vestidos de los personajes en el pectoral; un tinto elaborado con ocre, a veces mezclado con carmín, para la túnica y los labios del emperador (el "rojizo"); un marrón "tierra de Siena" para manejos de cuero de los caballos del carro del sol, los calzados de Marte, las insignias romanas, mientras que un color marrón claro se utilizó para todos los cabellos, del emperador y de otros personajes, en fin, el amarillo (óxidos de plomo) solo en las franjas.

Quizàs el monumento de la antigua Roma, donde la coloración aumenta la sugestiòn son las escenas en los bajorrelieves del Ara Pacis, especialmente en las faja inferior del recinto exterior donde el verde, azul y amarillo muy bien dibujan el friso debajo de la escena del Lupercal.

El uso del color era considerado como una mejora de la estética de la estatua y la de Augusto, hecha en precioso mármol de Paros - pequeña isla de las Cícladas de la que se extraìa un mármol blanquísimo -, fue coloreada con la intención de mejorar el brillo del mármol y, para hacer adherir mejor a los pigmentos de color, se estiró sobre el mármol de la caseína con un proceso algo similar a lo que utilizaba Canova para hacer ámbar sus estatuas blanquisimas con el fin de mejorar la redondez de las formas.
Pero los romanos, para exaltar las formas o algunas partes de la estatua, también recurrieron a la inclusión de otros materiales como el ónix, el alabastro rosa, o el calcedonia como la estatua de Athena del II siglo d.C. encontrada cerca de la plaza del Emporium .

Tambièn las estatuas de bronce se colorearon y los romanos hicieron siguiendo lo que ya se habìa hecho por los griegos; un ejemplo es el "Pùgil en reposo " atribuida a Lisipo (IV siglo a.C.) que es no sólo más allá de los cánones clásicos de belleza, mas comunica sentimientos con la expresividad de su cuerpo y su cara donde lo se pueden ver los signos de la vida: cicatrices rojas recuerdan la luchas sostenidas y los labios también rojos estan entrabiertas para recuperar el aliento antes de otro combate. Unos pocos detalles de bronce sirven al artista para enfatizar el pathos en su trabajo. Los colores de las estatuas de bronce se obtuvieron con la inclusión de piezas fundidas en otras aleaciones metálicas y se obtuvo el rojo con un alto componente de cobre.

En todo el Impero de Roma eran también muy difundidas las estatuas de pórfido , principalmente en la coloración roja ; a finales del Imperio fue sin màs llamado piedra real, ya que se utiliza sólo para los dioses, para el emperador y su familia como si había una similitud entre el pórfido y la púrpura también reservada sólo para personalidades importantes.
En el arte romano, el pórfido fue favorecido por los emperadores que amaban el Este como Calígula y Nerón, y más tarde también por Constantino y los emperadores bizantinos; a diferencia el uso del pòrfido no fue favorecido por los emperadores más relacionados con la tradición republicana y senatorial como Augusto, Claudio y Marcus Aurelius.

Algunos pensamientos acompañan a la aceptación de este descubrimiento : los grandes escultores del Renacimiento por qué dejaron sus trabajos en blanco ? Y la estatua del Moisés que Miguel Ángel esculpió en mármol de Carrara – el marmor lunensis de los romanos - ¿por qué no pensò de hacerlo de color? Ademàs, Miguel Ángel creía que las obras maestras de los antiguos eran solamente en mármol blanco ?





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 14/03/2015)