Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Clavus Annalis


El clavus annalis era una ceremonia anual y de rutina que consistía en fijar un "clavus", un clavo en el lado derecho del templo de Júpiter Óptimo Máximo, y se llevaba a cabo a los idus de Septiembre - 13 de septiembre - el día en que se celebraba la consagración del templo de Júpiter Óptimo Máximo. Según los informes de Tito Livio la ceremonia tenía raíces etruscas; en la antigüedad cuando todavía no habia la escritura, los clavos permitian el cuento de los años.
Cuando llegó a la ceremonia de Roma tomó sobre otros valores religiosos y continuó sirviendo también para contar los años en que, según la organización romana, el poder fue confiado a la extraordinaria figura del dictador que duraba en el cargo durante sólo seis meses y luego estaba necesario introducir unos años ficticios para corregir la diferencia entre años consulares y años naturales.
La ceremonia estaba oficiada por el "dictador clavi figendi causa" y estaba regulada por la Lex de Clavo pangendo que Tito Livio (VII 3, 5-9) define:

Lex vetusta est, priscis litteris verbisque scripta, ut qui praetor maximus sit idibus Septembribus clavum pangat; fixa fuit dextro lateri aedis Iovis optimi maximi, ex qua parte Minervae templum est… a consulibus postea ad dictatores, quia maius imperium erat, sollemne clavi figendi translatum est. Intermisso deinde more, digna etiam per se visa res propter quam dictator crearetur”.

Esta ley definia la misión del dictador electo con la única tarea de plantar el clavo a los Idus de septiembre. En el siglo IV aC la costumbre ya había sido olvidada, la propagación de la escritura había hecho inútil la ceremonia para llevar la cuenta de los años; la pérdida del objetivo práctico le había hecho olvidar el contenido religioso de la ceremonia y aconteció que en el año 363 aC el Senado creyó que este comportamiento fue la causa de la peste que se enfurecia en Roma.
Tito Livio dice que algunos senadores quisieron nombrar a un dictador para reanudar la ceremonia; fue elegido Lucio Manlio conocido como el imperioso de las formas en las que, además de haber plantado el clavo, condujo a la campaña de reclutamiento para la guerra contra Ernici adoptando unas medidas estrictas - vejaciones, enmiendas, penas físicas - que le hicieron impopular hasta deber de renunciar a la asignación antes del tiempo.
La necesidad sentida por lossenadores de nombrar un dictador con el único propósito de plantar "un clavo" estaba relacionado con el contenido religioso de la ceremonia que fue un ritual mágico destinado a "inmovilizar" un mal que afectaba a la comunidad; la función del clavo era para alejar el mal y asegurar siempre en el tiempo un acontecimiento auspicioso.
El ritual había sido tomado por los etruscos y fue ligado al culto de Norzia, la diosa etrusca del destino que tenía su templo en Bolsena; aqui el clavo ritual tenía, además del objetivo de mantener el recuento de los años, el significado de clavar y neutralizar un hechizo maléfico. El rito se practicaba con la esperanza de inmovilizar eventos fatales y traerlos en un nuevo curso más propicio; Esta interpretación también explica por qué los romanos asimilaron Norzia a la diosa de la buena suerte Fortuna.
La ceremonia ya fue abandonada en el siglo II. C., pero Augusto quería volver a ponerlo en vigor, pero haciéndolo en el templo de Marte Ultor en lugar del templo de Júpiter Óptimo Máximo y censurar en confiarndolo al cesor en lugar del consul; el suyo fue un intento por restablecer un antiguo ritual por si mismo porque, de hecho, había perdido su significado religioso y se consideraba un simple rito propiciatorio.





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 27/10/2016)