Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Militia Vigilum: el cuerpo de bomberos


Fue que el emperador Augustus en 22 A.C. introdujo en Roma un verdadero cuerpo de bomberos. Inicialmente consistió en quinientos esclavos bajo las órdenes de un juez civil; pero con el crecimiento de la ciudad, la organizaciòn de "vigiles" pronto creció a 7 mil elementos.
Los vigiles típicamente eran hombres de baja extracción social; fue después de la Lex Visellia, en 24 d.C. bajo Tiberio, CE 24 que fueron admitidos tambièn los libertos. Estos después de un servicio a los menos de 6 años adquirian la ciudadanía romana, muy ambicionada porque significaba adquirir muchos otros derechos.
Un cargo en la milicia por los ciudadanos romanos podría ser una manera de comenzar una carrera, de que era màs facil la transición a otros órganos. Además, si tenemos en cuenta que el más codiciado entre los cuerpo de ejército, por funciones y por salario, fue sin duda la de cohortes pretorias, los que por menor fuerza física o menos posibilidad de recomendación no fueron admitidos entre los pretorianos, podrían entrar en las cohortes urbanas o Vigiles, lo que era mejor que servir a Roma en las legiones ciertamente por la ventaja de no tener que desplazarse desde Roma.

Los Vigiles eran cuerpos militares urbanos divididos en cohortes, eran 7 para que cada una había asegurado la vigilancia en 2 de las 14 regiones augustas. Tenía sus cuarteles (statio) y la caseta de vigilancia (excubitorium) dentro del Pomerium porque la celeridad de la intervención era esencial para la validez del servicio central del cuerpo, es decir la lucha contra el fuego.
El problema de los incendios era muy sientido porque en las insulae la mayoría de estructuras – los pisos, los balcones, las paredes de partición y a veces las escaleras – era de madera y poco era suficiente para desencadenar un incendio que se podría propagar fácilmente a otras insulae por los estrechos callejones.
En Roma, han sido identificados 2 de los lugares donde se hallaban las cuarteles de bomberos: la statio Cohors V en la colina de Celio – que presidió la Regio I y Regio II, como decir desde Puerta Capena y las Murallas Servianas hasta el río Almone y el Celio – y la Cohors VII en Trastevere de que siguen siendo relevantes e interesantes ruinas hasta 8 mt. por debajo del actual nivel de la calle, aunque los arqueólogos están inclinados que el sitio de Trastevere es el excubitorium, que es el puesto de guardia, en lugar de la statio: es el más antiguo cuartel de bomberos en el mundo.

La statio de los bomberos se estructuraba con un espacio central abierto alrededor de que se desarrollaban soportales; el edificio, de forma cuadrangular, debía tener un área de unos 3.000 metros cuadrados. No hay suficientes indicaciones para reconstruir el planimetra de las statio Cohors de Roma, pero debían ser similar a la que es visible en Ostia Antigua.
El jefe de la milicia era el praefectus vigilum; bajo el prefecto había siete tribuni vigilum, que tenìan el mando de las cohortes, cada una dividida en siete centurias conducidas por siete centuriones.
Por el peligro del servicio, cada cohorte había 4 médicos y luego miles con tareas especiales:

  • siphonarii encargados del uso y funcionamiento de las bombas hidráulicas
  • aquarii gerentes del provisiòn de agua
  • carcerarii con funciones de seguridad pública
  • horrearii que guardaban los almacenes
  • sebaciarii que se prestaban a la iluminación de las calles
  • emitularii encargados de la construcción y mantenimiento de estantes que sostenian las luces.
Luego habian miles que utilizaban herramientas específicas, tales como dolabrarii, centonarii y scalarii. Durante las rondas de guardia en el excubitorium, algunos vigiles hicieron grafitis en las paredes.
La eficiencia y rapidez de intervención de los bomberos fue sin duda facilitada de que los cuarteles se hallaban en el interior del Pomerium y de una abundante cantidad de agua disponible, por la vasta red de acueductos y fuentes en Roma. Igualmente importantes fueron las herramientas suministradas a los bomberos, entre los cuales sobresalió más allá de la sombra de una duda, bombas siphones, ambos solían para traer eso a disparar el agua a grandes alturas. Se basaban en el sistema operativo de antlia, máquina inventada por Ctesibio en el siglo III. BC y de que existe una descripción por Vitruvius tan precisa de permitir una reconstrucción gráfica "... insequitur nunc de Ctesibica machina, quae in altitudinem aqua educit monstrare ...".





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 20/05/2015)