Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Augusto y Ludi Saeculares del 17 a.C.

Augusto y Ludi Saeculares del 17 a.C.

Cuando todo parecía corresponder a su programa político, Augusto decidió consagrar los resultados logrados en las celebraciones que simbolizaban el paso de una época. El estado romano se había pacificado y también se habían establecido reglas de convivencia con los Partos después de que éstos hubieron devolvido las insignias perdida por Craso a Carre, además en el 17 aC se esperaba el paso de un cometa.
Estas fueron las principales razones, si no las únicas, por las que Augusto proclamó entre el 30 de mayo y el 3 de junio el 17 a. C. la celebración de los grandes Ludi Saeculares. Estos eran los Ludi que los romanos indicaban a grandes distancias de tiempo para celebrar los grandes cambios.
Para asegurarse de respetar el ceremonial establecido por sus antepasados, Augusto encomendó a Ateio Capitone, uno de los juristas más importantes de su tiempo, la tarea de encontrar entre los testimonios antiguos de los Annales todas la informaciones útiles para rastrear el programa de las celebraciones y mucho más habría ocurrido para la solemnidad del aniversario.
Los Ludos eran para los romanos un complejo de eventos en el que la celebración de ritos religiosos incluía también la realización de actividades de entretenimiento y ocio que involucraban a todo el pueblo de Roma; los juegos podrían incluir duelos de gladiadores, naumachia, competencias gimnásticas y ecuestres y representaciones teatrales; podían ser privados o públicos y la carga de los costos era asumida con más frecuencia por las personas más importantes que por el estado.
Generalmente los ludos tenían una frecuencia anual y eran celebraciones de los dioses o conmemorativas de eventos importantes; los más importantes fueron los Ludi Saeculares que los afortunados pudieron ver al menos una vez en su vida. A lo largo de la historia de la Antigua Roma se celebraron pocas veces porque iban a ser convocados a una gran distancia de años y solo para marcar un gran cambio en la vida social y política de Roma.
Valerio Publicola en el año 509 a.C. había instituido unos Ludos, que se debían de celebrar por la noche cerca del Tíber, para invocar la prosperidad y la libertad del pueblo romano; estos ludos preveían ritos que se llevaban a cabo en el Terentum, donde había un altar subterráneo consagrado a Dis y Proserpina, dioses ctónicos al que se podían ofrecer sacrificios con solo ceremonias nocturnas.
Los primeros juegos se celebraron en el 509 a. C., los siguientes tuvieron lugar en el 348 a. C.; en 249antes Cristo el decemviro Gaius Popilius Laenas habría decidido renovarlos al final de cada siglo y establecido su duración en 3 días y 3 noches.
Aunque llamados ludi saeculares en realidad no se celebraban precisamente al final de cada siglo, sino sólo a una gran distancia de años; desde Popilius Laenas hasta Augusto se celebraron tres veces (249, 146, 17 aC), aproximadamente cada 100 años.
Afortunadamente, para comprender la escala del acontecimiento que representaron los Ludi Saecolares, se puede remitir a una rica documentación epigráfica que va desde la inscripción de Publio Valerio Publicola, hallada en 1977 en Satricum en el territorio de Anzio, hasta el Acta y todas las aportaciones literarias que nos han dejado Tito Livio, Varro, Suetonius y otros.
El Lapis Satricanus es el documento que nos permitió establecer con certeza el año en que se lanzaron por primera vez los Ludi Saeculares; el epígrafe muestra el texto fragmentario de la dedicación de una ofrenda votiva a Marte, cuyo nombre aparece en la forma arcaica doble Mamartei → Marti, con el nombre de Publio Valerio, ciertamente el cónsul suffecto que reemplazó a Colatino en 509 a. C.
El nacimiento de los Ludi Saeculares se hunde en la mitología. Cuenta la leyenda que un sabino llamado Valesius rezó a Mamerti para que tuviera una cura para sus hijos enfermos, el dios dio una indicación de los sacrificios que debían realizarse en el altar de Proserpina y Dite, las deidades del más allá; el hombre llamado Valesius según la leyenda era el antepasado del cónsul Publio Valerio Publicola perteneciente a la gens Valeria.
La gens Valeria celebraba los sacrificios en Terentum, en el extremo Campo Martio, y por eso los Ludi se llamaban inicialmente Terentini (o Tarantini) y eran una celebración privada de la gens Valeria que al menos hasta el 348 a.C. se hizo cargo de la organización y de los gastos. Los siguientes Ludi se celebraron en el 249 a. C. y fueron nacionalizados en el trágico momento de la Primera Guerra Púnica.
Los estudiosos modernos han tratado de establecer, a partir de los testimonios de escritores y cronistas de la antigua Roma, el número de Ludi Saeculares, una investigación para la que se considera fundamental De Die Natali, el texto de Censorino, de lo que se puede deducir: ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 03/02/2021)




Bibliografia:

  • Filippo Coarelli: Note sui Ludi Saeculares, Actes de la table ronde de Rome (3-4 mai 1991) – Collection de l’Ecole Francaise de Rome, 172.