Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Arco de Tito


El Arco de Tito es uno de los dos arcos del Foro Romano todavía intactos; el otro es el Arco de Septimio Severo que, junto el arco de Constantino y el de Galieno son los arcos de triunfo todavía visibles y sustancialmente intactos en Roma. Se encuentra en la parte superior de la Vía Sacra Summa donde antes había el horcajo que unìa el Palatino a la Velia.

Los arcos triunfales, como claramente indica el nombre, se eregìan en honor del príncipe, del cònsul o del general que había expandido el territorio bajo el dominio de Roma y muchos fueron los que se construyeron en Roma: habìa el arco de Augusto, èl de Tiberio, èl de Claudio, de Druso y otros que han desaparecido durante los siglos.
Entre los arcos que aún podemos admirar en Roma, el Arco de Tito es el más antiguo y se cree que en el Medioevo se haya salvado como porquè hubo incorporado en el cerco de murallas de la Fortaleza de Frangipane.
En 1807 una viajera como Madame de Stael así describìa el arco:

"Al final del Palatino se levanta un hermoso arco de triunfo dedicado a Tito para la conquista de Jerusalén. Se dice que los Judios que están en Roma no pasan nunca por debajo de este arco, y se nota un camino que ellos toman para evitarlo. Y de esperar, por el honor de los Judios, que esta anécdota es cierta: los anchos dolores convienen a las grandes desgracias siempre."

El Arco de Tito tiene un alto valor simbólico para el pueblo judío: es un arco de triunfo que recuerda a ellos el comienzo de la diáspora y, aún hoy, muchos Judios no pasan por debajo de este para no honrar los antiguos conquistadores.
A Tito se reconoció el triunfo por su campaña victoriosa en Judea, cuando fueron conquistadas las ciudades que se habían rebeladas a Roma y fue destruido el Templo de Jerusalén. El triunfo se celebró en el 71 d.C., mientras era emperador su padre Vespasiano, pero el Senado decidió construir el arco después de su muerte en el 81 d.C.; se presume que se haya completado en el 90 d.C. y que fue inaugurado por su hermano Domiciano.

El arco fue construido con los despojos del templo de Jerusalén, así como el Anfiteatro Flavio; hizo este documentado por la epígrafe encontrada en 1813 en el interior del arenal que decìa:

"I[mp(erator)] Caes(ar) Vespasi[anus Aug(ustus)]
amphitheatru[m novum?]
[ex] manubis [fieri iussit (?)]
"

"El emperador Vespasiano César Augusto erigió el nuevo anfiteatro con el producto del botín"

El Arco de Tito con sus relieves, que representan la llegada a Roma de los vencedores cargados de botín hecho en la Guerra Judia, sino también el Coliseo son monumentos a la victoria de los romanos y, al mismo tiempo, a la tragedia de sus víctimas.
La arquitectura del Arco de Tito expresa la evolución del arte romano desde los modelos helenísticos.
Es un arco con una sola cimbra, que ahora muestra sus fundamentos suspendidos como consecuencia de una excavación en tiempos modernos que se hizo con el fin de sacar a la luz la pavimentaciòn de la edad de Augusto.
El arco alto m. 15.40, ancho m. 13.50 y profundo m. 4.70, está revestido en mármol griego Pentélico; la cimbra es alta m. 8,30 y ancha m. 5.36, està sostenida por cuatro semicolumnas en los cuatro lados ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 19/03/2016)