Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

El tranvía de sangre en Ponte Milvio


El primer tranvía de Roma pasó por encima de Ponte Milvio: entre las muchas cosas que soportó Ponte Milvio también estaba el paso del tranvía, a pesar de que era de sangre.
En 1877 el industrial holandés Ernő Oblieght - el mismo que había construido el funicular del Vesubio - obtuvo la concesión para iniciar una línea de transporte de caballos en Roma.
Al principio se colocó una sola pista la que de Plaza del Popolo corría a lo largo de la Via Flaminia por 2.800 metros hasta la entrada de Puente Milvio. En la línea estaban en servicio 8 coches, entre ellos cuatro eran de clases "popular" sin cubierta y con bancos transversales, otros cuatro eran de clase "económica", que estaban cubiertas y también tenían un compartimiento de "primera clase" por doce asientos, y todos los coches estaban acarreados por caballos. El éxito fue tal que sólo unos pocos meses después de que carriles se extendieron por otros 1000 metros y se cruzó el Tíber pasando por encima del puente Milvio.
La línea de transporte público fue un gran beneficio para los ciudadanos de Roma aún si los capitales no eran holandeses o belga sino venían de una misteriosa empresa con base en Londres que había rastrillado, a través de los bancos italianos, los ahorros de pequeños inversores italianos y que se fusionó en el TFE, empresa a que se le dio la concesión para construir la línea de tranvía, con una pérdida del valor de sus acciones de 60%.
En la actividad del transporte público en Roma entraron muchos personajes "hablabos" como Giuseppe Cesana y Desiderio Baccelli que tenían relaciones con los representantes del gobierno entonces dirigidos por Agostino Depretis.
El transporte de esta línea continuó con los caballos hasta 1904, al menos hasta el 23 de octubre, cuando por la ruta Piazza del Popolo - Via Flaminia -Ponte Milvio se inauguró el accionamiento eléctrico en la línea con un sistema de corriente continua ya utilizado para otras líneas abrió sus puertas en la capital.
La ruta se hizo conocida como Línea 1 y tuvo su última parada en la Piazza del Popolo.
Hasta 1921 el sistema de transporte público de Roma fue mixto: tranvía tirado por caballos y luego reemplazado gradualmente por tranvías eléctricos, pero los caballos continuará siendo utilizado para el ómnibus. . En el momento de máximo desarrollo la red pública tenìa 300 carros y 700 caballos, todos de la raza Maremma.
La elección de tener un transporte público con coches de caballos fue dictada por la situación de las calles de Roma en el siglo XIX; la ciudad, especialmente en el casco antiguo, se caracteriza por calles estrechas y sinuosas, con fuertes pendientes y puentes demasiado estrechos sobre el Tíber.
En 1880, se inaugurò una nueva línea de tranvía de sangre que entraba por via Nazionale en la Piazza Venezia y que luego se extendió hasta San Pedro, pero sólo después de la creación de un puente de hierro construido cerca de Ponte S. Angelo, y se le llamó "Puentes de los Morillos", porque se componìa de dos estructuras separadas para las dos direcciones de marcha ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 20/04/2017)