Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Pompeya: nuevo fresco con Leda y el cisne

Pompeya: nuevo fresco con Leda y el cisne

Un nuevo maravilloso descubrimiento todavia en la antigua Pompeya. En el curso de las excavaciones en el Regio V, en la domus ubicada a lo largo del camino hacia la Puerta Vesubio, quitando la capa de ceniza apareció la pared de un cubículo pintado al fresco con una imagen del mito de Leda y el Cisne.
El fresco retrata el momento en que Zeus, oculto bajo la apariencia de un cisne, logra tener una relación sexual con Leda, la esposa del rey de Esparta Tindáreo en ese momento, lejos de la ciudad. En una de las muchas versiones del mito, mientras que Leda la hermosa pasea a lo largo de las orillas de un estanque visto volar un cisne perseguido por un águila, lo protege ocultándolo bajo su capa. El cisne la aturde esparciendo aroma de ambrosía y acariciándola con su cuello por todo el cuerpo haciendo que ella ceda; la misma tarde, Leda tendrá una relación con Tindáreo y al final de estos amores, Leda dará a luz a dos huevos de los cuales nacieron dos parejas de hijos . De un huevo nacieron dos machos Pólux y Cástor y de otro dos hembras Helena y Clitemnestra; Helena y Pólux inmortales siendo presuntos hijos de Zeus, y Clitemnestra y Cástor mortales porque hijos de Tindáreo.
El mito de Leda y el cisne fue un tema muy común para la decoración de las domus romanas; en la misma Pompeya se encontraron imágenes de Leda con el Cisne ya en los cubícula de la domus del Citarista, de la domus de Meleagre, de las Capitales de colores y otros.
Los romanos llamaron cubicula las habitaciones para el descanso mas tambièn el amor y en la pared de uno de este se pintó la imagen de Leda durante el abrazo con el cisne; a este cubículo se llegaba después de cruzar el atrium, la sala central de la domus, que las fauces conectaban con el vestíbulo o entrada a la casa. En las fauces en que se ha excavado en los últimos meses, se encontró otro fresco particular: un Priapus en el acto de pesar su pene en una escala.
Priapo era el dios del vigor masculino y su representación estaba vinculada a los auspicios de la fecundidad. También en Pompeya hay otro fresco en el que Priapo se representa en el acto de usar la escala y se encuentra en la famosa Casa de los Vettii. La presencia de estos sujetos claramente alusivos a la vida sexual era normal porque a la sexualidad estaban conectados algunos valores imprescindibles para una cultura patriarcal como la romana y para la cual el hombre tenía que demostrar autoridad y poder en todos los aspectos de la vida.
No es casual que la palabra "virilidad" que deriva del término latino "vir", que significa hombre, se use hoy en día para indicar tanto el prestigio físico y la fuerza de carácter como el desempeño sexual. El hombre romano tuvo que demostrar su poder y en esto el sexo fue una de las muchas manifestaciones y se vivió con esa libertad de las costumbres que con la afirmación de la moral cristiana habría asumido connotaciones negativas.
En las domus romanas, los cubicula eran entornos en los que no solo se dormìa sino que se llevaban a cabo actividades sexuales y donde las figuras eróticas en las paredes eran propiciatoria sobre todo porque a menudo los temas involucraban a los dioses que como a vida sexual eran de estimulo y ejemplo.
El fresco de Leda y el cisne recién descubierto aunque presenta una iconografía muy sensual y, según el Director de las Excavaciones de Pompeya, el modelo podría ser el de la Leda de Timoteo, un escultor griego activo en el siglo IV. Antes de Cristo y de cuyas obras se han recibido solo copias helenísticas y romanas, como la que se exhibe en los Museos Capitolinos de Roma y también la sin cabeza, aunque hermosa, que se puede admirar en el Museo Arqueológico de Formia. Otra copia desde el modelo de Timoteo se puede admirar en el Museo del Prado en Madrid.
El detalle que trae el fresco de esta Leda al modelo de Timoteo es el gesto de levantar el manto, para proteger el cisne que perseguido por el águila està buscando refugio cerca de ella, y la influencia del escultor se vería en el detalle de la cortina similar a la de Nike en el templo de Asceplios en Epidauro, atribuida con certeza a Timoteo.
El mito de Leda estuvo representado, al menos desde el siglo VI a.C. con muchas variaciones que se funden en dos arquetipos iconográficos, uno en el que Leda está al lado del cisne y el otro en el que se une a él. El fresco que acaba de descubrirse presenta a Leda cuando se une al cisne y la intensidad de los colores y la plasticidad de las formas que la técnica del fresco permite, agregan a esta representación la particularidad que da excepcionalidad al descubrimiento.
El fresco se puede clasificar como perteneciente al cuarto estilo de la pintura pompeyana, que parece confirmado primero por el uso de colores brillantes y sabiamente borrosos, ya que se cree que la casa se estaba reestructurando para remediar el daño del terremoto de 62 d.C. y, por lo tanto, es probable que los artistas comprometidos hayan adoptado los criterios del estilo post-augusteo, y segundo por la forma en que se trató el tema mitológico.
De hecho, aunque la inspiración vino de los grandes ejemplos de la Grecia clásica, los artistas pompeyanas dieron su interpretación libre sobre la que afectaron el intorno en el que el trabajo se llevó a cabo, sino también el propósito que debìa tener para el cliente. Precisamente, la aplicación de estos criterios en la realización de los frescos ha significado que en Pompeya no haya dos representaciones iguales del mismo tema que en la pintura representa la iniciativa sexual. Al mismo tiempo, esto sugiere una posible interpretación de la alta carga erótica de esta Leda, no solo para decorar la pared de un dormitorio, sino también para sugerir fantasías para un propietario hedonista y muy rico.



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 22/11/2018)