Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Hèrcules y Caco


El mito de Hércules y Caco expresa la inserción gradual de la cultura helenística en las primitivas culturas itàlicas: Heracles es el semidiós, un símbolo de coraje y fuerza, pero también de la humanidad y generosidad, que se opone a el monstruoso Caco, pastor y incivilizado hijo del Dios Vulcano.
Los historiadores romanos – Virgilio, Ovidio y Livio - que nos refieren eventos arcaicos, a través de la figura de Heracles queren poner a un continuum entre la civilización griega y romana, y por esto el hijo semidiós de Zeus se reúne y choca con las deidades italicas que, si no logra dominar, destruye.

Según la mitología griega, Heracles llega en Latium vetus regresando de Iberia, despuès su décimo esfuerzo, con los bueyes que llevó a Gerión. El se detuvo en el templo de Diosa Flora, en las laderas de la colina del Aventino, para beber pero la diosa el negò porque el agua era sagrada y solo para las mujeres; Hércules lleno de ira decidiò construir un altar para sacrificios donde a las mujeres hubiera sido prohibido entrar: será el Altar Magno de Hércules.
Ocupado de su trabajo, Hércules no vio un ser monstruoso que se quitò algunos de sus bueyes, Caco, zafio pastor vivia en la colina del Aventino donde se llevò los bueyes robados arrastrardolos por el rabo, para que las pistas estaban mezcladas. Cuando Hércules descrubiò el robo no lograba hallarlas sino que el mugido de las bestias hizo entender a Heracles donde se encontraban y entró en la cueva sin temor, pasando a través de la lluvia de fuego que Caco vaciaba de su boca, y tras haberlo tomado lo discuartizò.

El mito latino es más complejo: Heracles regresando de Iberia con la vacada llevada a Geriòn y recorrendo el valle del Tiber, pidiò hospitalidad a Evandro, jefe de la comunidad Arcadian que se habia establecida en el Palatino. Los hermosos bueyes rojos estaban pastando en el valle y Caco, un monstruoso pastor que vivio en la colina del Aventino, los robe; Heracles fue en busca de los buyes y encontradolos se disparò contra a Caco y el mató. ¿En este punto quien construyò el templo?
Serà Evandro para dar las gracias a Heracles que los había liberados de la amenazante presencia de Caco. Evandro es una figura mítica, hijo de Mercurio y de Carmenta, ninfa itàlica.
De los ritos del culto de Hércules fueron excluidas las mujeres porque, segùn lo que cuenta Lucio Casio Emina en sus Annales, Carmenta no estuvo presente durante el sacrificio; los historiadores modernos sin embargo ponen en relaciòn la prohibición con la desbordante virilidad de Hércules que, como divinidad fecundante era una amenaza a la castidad de las mujeres

La leyenda se basa en el choque de dos mitos, el más oscuros del Caco y el Hércules, pero iniciando la comparación se descubre que ambos están relacionados con el comercio de la sal y el comercio general; Caco es un bandido, líder bárbaro que incumbe en via Salara y en las manadas, Heracles es el etrusco Hercle y Ercole de los Sabinos que protege el antiguo camino de la sal que desciende de Picenum en la desembocadura del Tíber.

Hércules y Caco simbólicamente representa la evolución de la zona entre el Palatino y Aventino, cerca de Tiber que era la zona de comercio; la historia vea Caco (dioses de las tribus sedentarias de la edad del bronce medio) presidiendo la fase protourbana cuando la ciudad comienza a extenderse entre el Capitolio y Palatium y actividades están vinculadas a la administración del vado y el comercio con los buques que va hacia atrás o hacia abajo el Tíber.
En el periodo siguiente comienza el culto de Hércules por una pequeña comunidad fenicia la que estableciendo su propio almacén, que también sirve a los griegos y etruscos. Se hace garante de las transacciones comerciales y realiza su función tras el reconocimiento de una décima parte de las ganancias.

Son estos extranjeros a construir el Altar Magno de Hércules que fue situado justo donde màs tarde se construirá el Foro Boario.
El Altar Magno de Hércules era un santuario emporico – que data alrededor del siglo IX a.C. - y tal vez el templo más antiguo de Roma dedicada a una divinidad extranjera, fue construido en la lengua de tierra entre el Capitolio y el Palatino y se interpuso entre el riachuelo del Velabro y el valle de Morcia (área de Circo Massimo), donde hoy está la iglesia de Santa Maria in Cosmedin que en el debajo abarca el podio y una fila de columnas del pórtico.
De Altar Magno de Hércules marchaban los cortejos de Triunfos que llegaban hasta el templo de Júpiter Optimus Maximus en el Palatino.





de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 01/04/2015)