Login      FOLLOW US ON follow on Facebook follow on Twitter follow on Pinterest follow on Tumblr follow on Google Plus

Fuente de la bola de cañón

Fuente de la bola de cañón

Arriba de la colina del Pincio, justo frente a Villa de Medicís, hay una fuente que a pesar de su estructura esencial y discreta, contiene arte, historia y leyendas tal vez como pocas otras en Roma y sería conocida por pocos si no fuera por una leyenda vinculada a Cristina de Suecia que en el siglo XVII fue uno de los personajes más excéntricos y en vista de la Roma barroca.
Cuando Ferdinando de Medici en 1597, quizo poner una fuente en frente de la villa, que estaba haciendo sobre el Mons Pincii, lo hizo también para dar una oportunidad a las personas de sacar agua para las necesidades diarias. El agua en la colina ahora llegó en abundancia porque se había realizado un flujo conducido por el acueducto de Acqua Felice que se agregó al que venía del Acqua Vergine para que el cardenal pudiera dar agua a todas las fuentes de su villa. Así obtuvo un efecto espejo para la fachada de la villa en la fuente en la plaza frente a la entrada y al mismo tiempo una alineación armoniosa con las otras fuentes, la Fuente de Delfines, la Fuente del Dios Mercurio, la Fuente de la Plaza y aquella del balcón del Salón Grande que se encuentran dentro de la Villa hoy hogar de la Academia de Francia. El Cardenal confió a Raffaello di Pagno la tarea de encontrar el invento arquitectónico que le permitiera realizar su intención utilizando los elementos arquitectónicos de la antigüedad que "se estaban obteniendo" en ese momento en la ciudad y de los cuales Fernando de 'Medicís fue un atento y enamorado coleccionista.
El arquitecto decidió utilizar una gran bañera de mármol africano que había sido llevada al jardín de la villa por el cardenal Alejandro de Medicís (que más tard e el papa León X) cuando era titular de San Pedro Encadenado; el labra había sido encontrado durante los trabajos de excavación en la plaza y luego vino de los Baños de Trajano sobre los que se construyó la basílica.
El arquitecto Raphael de Pagno en la Fuente construida para el Cardenal, según los expertos del arte antiguo y los historiadores, logró realizar "una correcta recomposición de una fuente romana", ya que corresponde a la descripción hecha por Rucellai de la gran fuente, que recogió el agua de la antigua Fons Euripi que se hallaba ante el Coliseo, antes de que Bramante la desmontara para reutilizar la labra en la fuente de Belvedere en el Vaticano, y que debe haberse parecido a la gran fuente pública colocada en el Comitium ...



Para leer el artículo completo suscribirse!



de M.L. ©ALL RIGHTS RESERVED (Ed 1.0 - 21/09/2018)